Asia India Reflexiones

India: Voluntaria en un Hospital de Niños con Cancer

En Chennai, India tuve la oportunidad de ser voluntaria en una fundación y ayudé a un equipo de cineastas mientras grababan un video corto.

Hay algo mágico sobre ser voluntario y ayudar a  mejorar la vida de otras personas. Cuando eres voluntario, no solo ayudas a otros, casi siempre sales de la experiencia más agradecida por lo que tienes y un sentido de cumplimiento que normalmente tienes con cualquier experiencia.

El voluntariado es una ganancia para todos!

Tuve la oportunidad de trabajar en un hospital de niños con cáncer. Para concienciar a los demás del cáncer infantil grabaron un vídeo, mostrando diferentes historias de niños que luchaban por su vida y vencieron el cáncer.

En el día de la grabación, nos juntamos en una sala grande, donde organicé algunos juegos y canciones durante 3 horas mientras ellos estaban montando todo.

El idioma era una barrera, pero esta experiencia nos mostró el poder de la comunicación no verbal: sonrisas, risas, abrazos y algunos juegos divertidos, como: “Simón dice”, “1,2,3 Chocolate Inglés” y algunos juegos en inglés donde ellos tenían que repetir las palabras y ruidos que yo hacía. La fluidez en el idioma no era necesaria.

Después de 3-4 horas jugando con los niños, nos trasladamos al estudio para realizar la grabación. Fue la primera vez que estaba presente en la grabación de un corto y fue mucho más complicado de lo que había imaginado. La posición de las luces y el sonido tenía que ser perfecto y cada vez que parecía que todo estaba bien, alguien gritaba “PARAD, EMPEZAMOS DE NUEVO”

 

El día empezó a las 08:00 h y después de toda la mañana jugando con los niños y luego, horas y horas en el estudio, empecé a estar inquieta, impaciente y cansada. Cada vez que pensaba que estábamos progresando, oía, “PARAD, QUIERO OTRA TOMA”

Después de innumerables tomas, decidí sentarme en la esquina de la sala y observar. Cogí mi móvil para mirar el tiempo y suspire… continuaba esperando.

En la mente pensé, “Uf, ¿Cuánto tiempo más vamos a estar aquí? No he comido nada y estoy lista para hacer algo diferente: irme ya..!”

 

SAMSUNG CSC

Mi mente empezó a inundarse de negatividad. Pero, en ese momento de irritación, observé a los niños que estaban de pie y preparados para intentar hacer la parte otra vez, la niña con la que había estado jugando toda la mañana me miraba directamente a los ojos y, con una gran sonrisa, me saludaba muy exageradamente con la mano con toda la ilusión del mundo.

Le devolví la sonrisa y la miré fijamente a la cara.

Este momento de contacto visual con esta niña no lo podré olvidar en mi vida, porque en ese momento me vi a mi misma, sentada, con mala actitud y me sentí muy avergonzada por los pensamientos negativos que había tenido unos momentos atrás.

Antes de la grabación, la fundadora me contó historias de los chicos: la niña estaba librando una batalla contra el cáncer durante 3 años con etapa 4 de Leucemia. Venía de una familia muy pobre: ella y su madre tenían que viajar 3 horas en autobús público, con mucho calor y con tanta gente que no podían sentarse. Tenía que hacer este viaje cada semana por su tratamiento de quimioterapia y era muy duro viajar así después de algo tan fuerte para su pequeña cuerpo.

Además, casi no podía pagar el coste del autobús con su situación económica. A pesar de las fuerzas externas, ella mantenía una mentalidad positiva y sabía que quería sobrevivir, a pesar del dolor y cansancio, ella seguía adelante.

Esto fue el caso para la mayoría de estos niños. La mayoría han estado luchando contra el cáncer, con tratamientos intensos de quimioterapia durante al menos 3 años. La mayoría venían de familias pobres, madres solteras y situaciones que ni siquiera podemos imaginar.

SAMSUNG CSC

Mientras estaba sentado en el suelo, quejándome por dentro y cansada de lo largo que era el proceso de la grabación, su sonrisa fue como una bofetada. Al menos 6 de los niños que estaban de pie durante horas grabando, habían recibido quimio el día de antes, pero a pesar de esto tenían mucha paciencia y estaban contentos.

Una niña se desmayó por el cansancio, pero felizmente no fue nada grave. Ellos hacían exactamente lo que los directores mandaban con una sonrisa. No tenías Iphones para entretenerse y no quejaban de estar cansados, hambrientos o aburridos. Tristemente, solo me había quejado yo, menos mal que solo lo pensé y no se lo dije a nadie. Sino aún me habría sentido más avergonzada.

Terminé el día reflexionando sobre lo que había pasado y con un nuevo sentido de gratificación. No sólo doy gracias por mi salud, aunque desde ese día estoy más agradecida por ella, también por la vida que tengo y por la que tenía cuando era niña: agua limpia, comida, protección y oportunidades.

Ser voluntario realmente te ayuda cambiar tu perspectiva y darte cuenta de cuando realmente cuando bendiciones tienes. Incluso cuando tu situación parece mal, hay siempre alguien que lo tiene peor.

Esta experiencia me ayudó a darme cuenta de que en la vida necesitas empezar a ser agradecido por todo lo que tienes y enfocar mi vida en torno a eso, porque todo empieza con la gratification.

 

 

No te olvides de leer: 

FILIPINAS: CREAR TU PROPIA HISTORIA DE AMOR

CAMINO DE SANTIAGO: LA ACTITUD POSITIVA

DESPERTAR A TU ESPÍRITU DE AVENTURA

También puede interesarte

3 Comments

  • Reply
    Paraguay: A Day with Priest Bentancor – THE NOMADIC DREAMER
    16 Febrero, 2017 at 3:15 am

    […] India: Volunteering at Children's Cancer Hospital Asia,India,Reflections […]

  • Reply
    My First TEDx Talk: How to Become a Speaker – THE NOMADIC DREAMER
    4 Febrero, 2017 at 5:39 pm

    […] India: Volunteering at Children's Cancer Hospital Asia,India,Reflections […]

  • Reply
    Do you Want 500 Euros? – THE NOMADIC DREAMER
    21 Diciembre, 2016 at 12:11 am

    […] India: Volunteering at Children's Cancer Hospital Asia,India,Reflections […]

  • Leave a Reply